“Aprender a desaprender”

La relatividad del tiempo muchas veces nos hace caer en el error de dejar pasar algunas cosas por alto, de obviar demasiado pronto y de concedernos la calma cuando el momento la impide. Esas extrañas manías del ser humano, pero que al fin y al cabo no dejan de ser sólo eso, manías.

No son tantos como parecen, aunque si les soy sincero podrían ser más, mala pata esa rodilla puñetera que me dio la lata hasta que unos señores de batas verdes la amedrantaron entre bisturís y grapas. Os dejo un bonito repaso de lo que fueron mis últimos 10 Campeonatos de Extremadura de Campo a Través:

2004: 2º Clasificado (Infantil) – Olivenza

2005: 8º Clasificado (Cadete) – Calamonte

2006: 2º Clasificado (Cadete) – Almaraz

2007: 1º Clasificado (Juvenil) – Salorino

2008: 1º Clasificado (Juvenil) – La Albuera

2009: 1º Clasificado (Junior) – Almaraz

2010: No participe por petición de la RFEA tras estar clasificado para el Mundial de Campo a Través.

2011: 2º Clasificado General y 1º Promesa (Promesa) – Almaraz

2012: Abandono por lesión (Promesa) – Cáceres

2013: En proceso de recuperación Post-Operatorio

2014: Lesión (Fractura de Estrés)

2015: ¿? – Hornachos

Como podéis ver, entre dimes y diretes, ya son tres años los que llevo sin participar, y tras una temporada donde dados los compromisos nacionales no me he dejado ver el pelo por mi tierra, ahora toca correr en casa. Son muchas las personas que me apoyan y que han ido alentando el día a día de esos años de calvario, otras simplemente han ido apareciendo y han ido dejando su granito, algunos se quedaron, otros se los llevó el viento. Lo que sí está claro que de todo ello aprendí.

Gran Premio Diputación de Cáceres de Pista. 1500ml

Ahora soy el último el competir, el que más distancia hace, los que más deprisa corren… Según dicen, esto ya deja de ser un juego, para hacerlo más serio: “Somos los mayores”. Llevan razón, y no me gusta negar la realidad, pero después de todo, y pensándolo bien, sigo siendo ese niño de 2004, que salía a jugar con las zapatillas de pinchos, que volvía a casa embarrado, dejaba la medalla en el sofá y corría para seguir jugando.

Que no se pierda la esencia #ILoveThisGame.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s