Olor a tierra mojada.

Quizás sea pronto para poder analizar, contar o describir lo que ha pasado hoy, quizás no haya enfriado todo lo que ha pasado por mi cabeza y por mis piernas, sobre todo mis piernas. Me invade aun un sentimiento de morriña postcompetitiva que no tengo muy claro cuando desaparecerá, pero que tampoco la considero mala, sino que justa y necesaria para la situación.

Hoy, afrontaba mi primera Media Maratón Cáceres Patrimonio de la Humanidad… ¿con garantías? Ilusión diría yo, porque Madrid aun palpitaba a golpe de Tic y luego de Tac en cada giro, cada subida o cada cambio de ritmo… era una incógnita como iba a reaccionar mi cuerpo ante un esfuerzo de 21k en menos de 7 días desde el último que le pedí. O al menos eso esperaba, porque la lógica era aplastante, y pesaba tanto como mis dos cansadas piernas. Pero tenía que hacerlo y les voy a exponer breve aunque sensiblemente los motivos.

13000666_1241176239243289_530136991_o

“Gracias Cáceres” Foto SWL

Cáceres me acoge desde los 17 años en su interior, me ve crecer como deportista, hacerme internacional, lesionarme de gravedad, pasar por quirófano, salir de él, recuperarme, volver a correr, volver a subir, y volver a caer. Historia a puñetazos con esta ciudad ¡La adoro!

La Media Maratón, desde dentro, lleva mis horas de trabajo impresas desde hace cinco ediciones, cuando solo era un bebe que quería salir del cascaron con 600 participantes, y ahora doblando la participación ya se planta ante su primera comunión, a la cual llega con sus mejores galas, y quería ser participe, esta vez desde dentro.

Y lo más importante USTEDES. Busco el calificativo para responder a tanta y tanta gente que me apoyó hoy… no había kilómetro donde no escuchará un “vamos Mario” “Ale Mirabel”… de veras que es un orgullo ver como una ciudad entera vitorea tu nombre, como la gente al llegar a meta se come las vallas para gritarte un poquito más fuerte, un poquito más cerca, como te incluso empujan, te piden chocar las manos… No os imagináis como me he sentido… en parte un poco en deuda con todos, por no poder regalar esa victoria a tanta y tanta gente que hoy se acerco a las calles de Cáceres para empujarme, pero volveré, para que gritéis más fuerte, más alto, más cerca… y algún día rompa la cinta, de la edición que sea… pero con todos USTEDES.

Y ahora… Tormenta, lluvia, calma y olor; a Tierra Mojada. ¡¡HASTA SIEMPRE!!

¡¡TENÍA QUE DECIRLO!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s